Jornadas Intensivas
de Meditación y Silencio

“Zazen no es una tarea difícil. Es un camino para
guiarte a tu hogar perdido hace mucho tiempo.”
Shaku Soen Roshi

Una vez al mes nos reunimos para profundizar nuestra práctica en una Jornada Intensiva de práctica Zen. En ella aprendemos, incorporamos y pulimos los diferentes aspectos de la práctica Zen (postura, atención, respiración, rituales, sutras, ceremonia de comida, etc.)


"Es muy importante que podamos dedicar un tiempo para practicar más largo que en nuestra práctica diaria. Nuestras ajetreadas vidas demandan tanta energía que es prácticamente imposible poder adentrarnos paciente y determinadamente en nuestro zazen, con nada más en nuestra mente \ corazón que el deseo de hundirse y penetrar este 'Gran Misterio', 'Gran Asunto', esta 'Nada Especial' existencia de un domingo a fines de invierno en Buenos Aires tratando de mantener una práctica adecuada... Y es así que nos sentamos y volvemos una y otra vez a nuestra respiración, a nuestro koan , a MU; estableciendo un momentum con nuestra atención, que permite que el 'yo' se olvide, y que el cuerpo-y-mente caiga o desaparezca (Dogen). Es muy difícil mantener este tipo de práctica sin períodos largos dedicados solamente a esto."
-Daniel Terragno Roshi-


 

 
PROGRAMA DE ZAZENKAI
 
08:45 LLEGADA
09.00 ZAZEN/KIN HIN*
10:30 DESCANSO

11.00 SUTRAS
11:30 ZAZEN/KIN HIN
12:30 ALMUERZO
13:00 DESCANSO

14:30 EJERCICIOS
15:10 INTRODUCCIÓN A LA PRÁCTICA
15:30 ZAZEN/KIN HIN
17:00 MERIENDA/DESCANSO

18:00 ZAZEN/KIN HIN
19:30 SUTRAS
19:45 CÍRCULO FINAL

 
   

*Se alternan períodos de Zazen (meditación sentados en quietud) de 25’ y Kin Hin (meditación caminando) de 7’.

Para cada Jornada nuestro Maestro Daniel Terragno Roshi envía un mensaje para el grupo.

A las personas que se están iniciando en la práctica les recomendamos comenzar la Jornada a las 14.30 hs.

Participar de estas jornadas es la manera de prepararse para la instancia de Sesshin con el Roshi.



“Todos anhelan abandonar el flujo eterno,
no sólo vivir en armonía,
sino regresar y sentarse junto al fuego de leña.”
-Tung Shan-